La Casa Embrujada

Si bien esto pasó un día de verano, y fue en la casa de mis vecinos, ¡fue tirrible!

Cosas raras pasaban en mi infancia. Como el día que la casa de mi vecino fue embrujada. Estaba con mi grupo de vecinos, y vimos que en la casa del lado apareció una sombra en la ventana. Nos asustamos, pero inmediatamente nos atrajo eso. Nos acercamos un poco más, y una cosa nuevamente se movió en la casa. Fuimos corriendo donde mi mamá quien cosía en el living de mi casa, diciéndole que al lado ¡habían fantasmas! Obviamente, los adultos no ven fantasmas, y no nos creyó. Nosotros, envalentonados, entramos a la casa. Los más chicos (Yo y un amigo) nos escondimos en un baño que daba a un pasillo que conectaba mi casa y la casa embrujada. Mis amigos más grandes, y mi hermano, fueron directo a investigar. La curiosidad pudo más, y también fui con mi compañero de cobardía. Llegamos al lado, entramos a una pieza todos, ¡y de pronto la luz se apagó y una cosa peluda saltó! Asustados gritábamos, corríamos en la oscuridad intentando encontrar el interruptor, iluminando todo… Y descubrimos que el fantasma era mi mamá, quien desde el comienzo estuvo asustándonos. Y riéndose.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Escriba su crítica, reclamo o insulto :D

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: