Vinagre hirviendo.

De verdad que, publicar una entrada nueva en mi blog, me costó mucho. Tenía un bloqueo últimamente a publicar. Escribí muchos fetos, pero no llevé ninguno a la luz. Algunos se fueron hacia tumblr, otro par de palabras fueron a twitter, y otros quedaron como borradores. Como sms. Como un archivo en el notepad. O como pensamientos.

No sé bien el porqué de esto. Es como si sintiese que las palabras agredieran mi propia intimidad, y últimamente estaba muy protector de mí mismo. A pesar que converso más ligeramente mis temas, lo hago pues así siento que además no tengo nada que ocultar, pero “astutamente” (más por estupidez, sin embargo) frente a estas personas oculto lo medular. Y es que me cuesta ahora incluso sincerarme conmigo, pues tiendo (ahora más que antes) a mirarme ajeno, alienado de mí, y me veo tonto y callo.

Me veo lejos. De todos.

Cuando hablas de todo, y mucho, terminas quitándole el significado a las pequeñas cosas que le dan importancia a lo que hacemos. Lo vuelves nada. Al menos, así siento que me estoy protegiendo. Algo peor que huir, esconderse o evadir: Banalizar.

Y es ESO lo que me estaba pasando en ya MUCHO tiempo. Digamos, casi desde mi última publicación (más bien, la penúltima). Y no me pude fijar en la razón de por qué no podía escribir, sino hasta hoy, hace unas pocas horas atrás, mientras pedaleaba por Valparaíso.

Miraba mientras pedaleaba una ciudad que ya recorro hace unos 8 años. Y me parecía distinta. Y además, esto era nuevo. Andar en bici. Pero bueno, fuera de esas cosas, pensaba con mi forma clásica de realizarme limpieza de mente: Dialogando imaginariamente. No escribiré la conversación, pero se resume en lo siguiente:

¿Por qué tiene que pasar tiempo para que eche a andar mis engranajes? ¿Por qué necesito de esos chispazos? ¿No puedo, acaso, ser yo mi propia bujía? ¿Por qué rayos me molesta tanto cuando me increpan mi soledad como un defecto?

¿Y por qué no me doy importancia?

¿Por qué no escribo hace tiempo en MI blog? Un espacio que en un comienzo era mío, era mi tubo de escape. Donde se daba una ironía personal que, pese a llamarme “WnFeliz“, resultaba que mis momentos más “prolíficos” eran los más sombríos y oscuros. Me pasa que, a veces, me apesadumbro. Pienso gris y nublado. Es en ese otoño cuando las letras más me hostigan por salir. Y es cuando da más gusto escribir. Cuando el dolor agrada, la sangre brota, y el golpe late.

Y es cuando más me odio al escribir… Cuando grito sin esconder las cosas.

Anuncios
  1. Porque uno es mas prolífico cuando tiene su lado oscuro o sombrío, porque ese lado es el que esta en carne viva, sin coraza, aparece después que ya la destruyeron o fracturaron.
    Cuando se está feliz, la mente se desenvuelve de otra forma, hay un aura que lo cubre todo que no te da tiempo o razón a profundizar en los hechos. Es tu yo interno que dice “disfrútalo mientras dure” y así lo hacemos.

  1. No trackbacks yet.

Escriba su crítica, reclamo o insulto :D

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: